miércoles, 7 de marzo de 2012

Otro silencio






A veces, contemplar el mar en soledad,
empaparse con el viento altano,
recorrerlo por la orilla de una playa,
sintiendo los pies mojados
por él último aliento de las olas,
es otra manera sencilla de saber del silencio.


1 comentario:

Ejco dijo...

Silencios frente al mar, siempre maravillosos.